CONTRAINDICACIONES DEL ÁCIDO SULFHÍDRICO » ¿Por qué evitarlo?

Las contraindicaciones de ácido sulfhídrico son muchas, y su inhalación puede ser mortal. Muchas personas pueden tolerarlo en pequeñísimas concentraciones, pero hay otras a las que debemos mantener alejadas de este químico. Sigue leyendo y descubre por qué debes evitar la exposición al ácido sulfhídrico. 

Contraindicaciones del ácido sulfhídrico para la salud

La exposición al ácido sulfhídrico puede generar numerosas complicaciones, especialmente respiratorias. Sus efectos se distribuyen por todo el organismo. Incluso puede ser mortal en grandes cantidades o en altas concentraciones. 

Debido a que este gas puede producirse naturalmente en lugares turísticos, es importante que evites exponerte a él. Si además viajas con niños o ancianos a sitios naturales de origen volcánico debes tomar precauciones extra para evitar complicaciones. 

Para un adulto sano la exposición prolongada al ácido sulfhídrico puede causar síntomas importantes, pero sin consecuencias. Para las poblaciones de riesgo la inhalación o contacto con ácido sulfhídrico puede causar mayores problemas y requerir cuidados adicionales.

Epilepsia y problemas nerviosos 

Las contraindicaciones del ácido sulfhídrico para el sistema nervioso son muchas. Generalmente, la exposición causa efectos nerviosos a corto plazo como dolores de cabeza migrañosos leves. Pero en casos de epilepsia o problemas nerviosos las consecuencias pueden ser mayores.

Se han registrado casos de efectos a largo plazo que incluyen dolores de cabeza fuertes, disminución de la memoria y la concentración y problemas motores. En los casos más graves, estos efectos pueden ser permanentes.

Niños y adultos mayores

En niños las concentraciones bajas pueden ser nocivas debido a su tamaño. Es importante tomar precauciones al dar paseos por zonas pantanosas, especialmente en verano. La exposición al ácido sulfhídrico en niños puede ocasionar inconsciencia más rápidamente que en adultos.

EPILEPSIA-Y-PROBLEMAS-NERVIOSOS

Los adultos mayores pueden presentar fallas respiratorias o problemas dermatológicos al exponerse al ácido sulfhídrico. Esto se debe a las posibles enfermedades de base que pueden presentar debido a su edad.

Personas bajo diálisis

La principal vía de excreción del ácido sulfhídrico es la renal. Por eso es de suma importancia que personas con problemas renales eviten la exposición. La insuficiencia renal severa en combinación con ácido sulfhídrico puede causar intoxicaciones graves e incluso la muerte

En caso de exposición, es importante retirar a la persona con problemas renales de la fuente del ácido sulfhídrico, Luego, debe llevarse a un centro asistencial para poder determinar el nivel de daño y tratamiento. 

Personas asmáticas

PERSONAS-ASMÁTICAS

Las personas asmáticas tienen una muy baja resistencia al ácido sulfhídrico debido a la insuficiencia pulmonar causada por el asma. Pequeñas cantidades de ácido sulfhídrico les causan dificultades para respirar, mareos e incluso pueden llegar a la inconsciencia.

Si una persona asmática entra en contacto con ácido sulfhídrico, guíala a un lugar abierto lejos de la fuente. Después de respirar el ácido sulfhídrico, es ideal que inhale oxígeno puro para eliminar el ácido de sus sistema respiratorio.

Animales y plantas

El ácido sulfhídrico en mínimas concentraciones está indicado para contribuir al crecimiento y correcto desarrollo de animales y plantas. A pesar de su uso, es importante evitar el contacto directo y prolongado con el ácido sulfhídrico para evitar la muerte.

Personas alérgicas

Por su sensibilidad, una de las contraindicaciones del ácido sulfhídrico, es que las personas alérgicas deben evitar acercarse a fuentes o depósitos de ácido sulfhídrico para evitar reacciones alérgicas. Debido a los efectos del ácido sulfhídrico en la piel muchas personas alérgicas pueden presentar dolor, hinchazón y picazón.

También pueden presentar reacciones respiratorias como rinitis alérgica o el aumento de la respuesta del sistema inmune a organismos inofensivos. En casos leves, pueden suministrarle a la persona afectada un antihistamínico, pero en casos complejos consulta al médico.