REACCIÓN AL RESPIRAR ÁCIDO SULFHÍDRICO » Riesgos y problemas

La reacción al respirar ácido sulfhídrico puede variar según las concentraciones y el lugar. Debido a la toxicidad de este gas, es importante que aprendas a reconocer los efectos que causa en tu cuerpo. Sigue leyendo y descubre los efectos que puede ocasionar el respirar ácido sulfhídrico.

¿Cuáles son las reacciones más comunes al respirar ácido sulfhídrico?

Las reacciones al respirar son muy variadas y tienen niveles de gravedad. Las concentraciones típicas pueden incluso pasar desapercibidas, pero concentraciones muy altas pueden ser mortíferas. 

El ácido sulfhídrico puede ser causado por la descomposición de materia orgánica y por la cercanía de petróleo o material volcánico. Por ello, suele ser común que personas que trabajan en el mantenimiento de conductos o cámaras sanitarias o basureros entren en contacto con él.

También trabajadores de la industria minera o petrolífera pueden verse afectados por la exposición al ácido sulfhídrico. En muchos casos, incluso, puede haber un efecto en cadena debido al estado de inconsciencia que se produce al inhalarlo.

Aunque los efectos del ácido sulfhídrico son dañinos para casi todos los seres vivos, puedes evitarlos usando equipos de seguridad. Proteger tus vías aéreas y mucosas faciales hará que las altas concentraciones de ácido sulfhídrico no afecten tu salud.

Percepción de olores desagradables

El ácido sulfhídrico es más denso que el aire. Por ello suele concentrarse en espacios reducidos o precipitarse al ras del suelo o en espacios subterráneos. Lo primero que se observa al inhalarlo, es un olor desagradable parecido al de los huevos podridos.

Percibir el olor a ácido sulfhídrico debería ser razón suficiente para alejarse de él. Muchas personas no lo hacen porque no lo notan debido a que constantemente manejan olores fuertes. También puede ocurrir que tras una exposición moderada se acostumbren al olor. 

Rinitis

rinitis por respiración de ácido sulfhídrico

Otra reacción al respirar ácido sulfhídrico es la rinitis, acompañada muchas veces de dolor de cabeza. Muchas personas confunden esta reacción con un resfriado, lo que resulta peligroso en lugares con altas concentraciones de ácido sulfhídrico.

Los síntomas de la rinitis son el goteo o congestión nasal, estornudos/tos constante y picazón en las vías aéreas. La rinitis puede venir acompañada de síntomas oftálmicos como conjuntivitis alérgica, las ojeras hinchadas y lagrimeo constante.

Complicaciones respiratorias

Si después de presentar rinitis la exposición al ácido sulfhídrico persiste puede darse la insuficiencia respiratoria. La insuficiencia respiratoria por ácido sulfhídrico es muy común en casos de asma o alergias respiratorias crónicas.

La insuficiencia respiratoria puede darse debido a la irritación de las vías respiratorias. Tras la inhalación prolongada, es necesaria la exposición de las vías respiratorias al oxígeno puro. En casos más graves, puede requerirse la respiración inducida para evitar la muerte

Inconsciencia

Después de presentar problemas respiratorios, las personas expuestas al ácido sulfhídrico pueden quedar inconscientes. Ha ocurrido incluso que cuando una persona queda inconsciente y alguien va en su rescate, puede también desmayarse. Esto genera cadenas difíciles de tratar y muertes. 

Generalmente, los estados de inconsciencia de los rescatistas pueden evitarse con el uso protección para las vías aéreas. Equipos de seguridad como cordones de vida pueden ser de suma utilidad para mantener al rescatista seguro.

Los estados de inconsciencia bajo una exposición al ácido sulfhídrico pueden generar complicaciones respiratorias y nerviosas severas y la muerte. Pero si hay una acción rápida y se restablece la respiración normal, puede no haber consecuencias. 

Dermatitis

dermatitis por ácido sulfhídrico

La dermatitis es otra de las reacciones al respirar ácido sulfhídrico. Debido a que tras su inhalación entra al torrente sanguíneo, puede causar dolor, picazón, urticaria y diferentes problemas en la piel. Estas reacciones pueden ser eliminadas alejándose de la fuente del ácido.